Los policías detenidos por el crimen de Víctor se abstuvieron ante el juez. 

2019-09-05 - 05:52:29 |

IMAGEN

En la jornada de ayer, los tres efectivos policiales detenidos por el asesinato del adolescente Víctor Fernando Márquez Dos Santos (16) fueron trasladados desde sus lugares de reclusión a la audiencia indagatoria al Juzgado de Instrucción Dos de Posadas. 

Se trata de Deibid V. (32), señalado como el oficial que asesinó a la víctima con su arma reglamentaria la madrugada del 24 de agosto en la localidad de Santa Ana, y dos de los tres acompañantes de la patrulla que salió esa noche: Matías A. (30) y Rubén N. (43). 

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes ligadas al proceso, en sede judicial los tres efectivos fueron notificados sobre los elementos que hay en su contra y, cuando le dieron la posibilidad de dar su versión de los hechos, decidieron abstenerse de declarar. 

El juez subrogante Fernando Verón, quien lleva a cargo la investigación, los imputó por homicidio agravado por su condición de funcionario público en ejercicio, delito que prevé la pena de prisión perpetua en caso de ser considerados culpables. Todos seguirán detenidos. 

El procedimiento de traslado de los efectivos policiales realizado por sus colegas fue muy celoso, ya que buscaron que los detenidos no sean retratados por la prensa. Fuentes judiciales, en tanto, señalaron que se trata de una medida para resguardar el proceso y asegurar una futura medida, como ser una posible rueda de reconocimiento. 

“Esto recién está empezando, la semana que viene seguramente tendremos un panorama más claro”, dijo una voz autorizada. 

Por ahora, estos tres efectivos son los imputados en el caso, ya que aún no fueron citados por las autoridades del Juzgado de Instrucción Dos los otros cuatro efectivos detenidos en un primer momento. Entre ellos se encuentra una suboficial que destrabó la investigación y confesó lo que ocurrió. 

Llamativamente, la mujer, que a priori tiene la misma responsabilidad que los compañeros que formaban parte de la comisión policial y ayer fueron indagados, no está tras las rejas. Su testimonio, según lo detallados por las fuentes expuestas, aún no fue judicializado. 

Asimismo, en el marco de la investigación, el juez Fernando Verón le solicitó a la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (Saic) del Poder Judicial,  que analice los teléfonos celulares incautados a los policías. La intención reconstruir los recorridos esa noche mediante la geolocalización, además de rescatar las conversaciones en los aparatos, hayan sido borradas o no. 

La prueba

De todas formas, la principal prueba con la que cuenta los investigadores es la pericia balística, que confirmó que Víctor fue asesinado con el arma que pertenece a  Deibid V. (32). La novedad fue confirmada el lunes por el jefe de la Policía de Misiones, José Manzur, y el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez.  

La información hasta entonces indicaba que el efectivo policial podría haber utilizado una segunda arma, que poseía de forma ilegal, y que la misma fue descartada junto al teléfono celular de la víctima en un pozo cercano al lugar del hecho. 

Incluso, se informó desde la fuerza que el juez Verón y los investigadores de la Dirección de Homicidios realizaron “rastrillajes en busca de elementos como ser el arma utilizada y teléfono celular de la víctima por la localidad y en especial en el predio lindante al lugar del hallazgo del cadáver, donde hay arbustos y un pozo”. 

Una alta fuente con acceso a la investigación señaló que para entonces no se habían peritado todas las armas y que el trabajo recién finalizó el lunes, nueve días después del hallazgo del adolescente. De esta forma se confirmaron las sospechas de la familia de Víctor: estaban ante un caso de gatillo fácil. 

También se dieron cuenta de que el presunto asesino estuvo en el velorio del joven, habló con su padre -que después murió- para expresarle que iban a dar con el responsable y hasta tomó mates con ellos. 

Como viene informando este medio, después de hipótesis trazadas en el marco del caso, lo que encaminó la investigación puertas adentros de la Policía fue la propia voz de una uniformada que se quebró y contó detalles de lo sucedido la madrugada del 24 de agosto. 

Según ese relato aportado, Víctor se encontraba con dos amigos en la vía pública esa noche y se cruzaron con la comisión policial que en principio, no los pudo interceptar. En esta instancia, la patrulla volvió a la comisaría, donde se bajó una mujer policía y se subió otra, quien a posteriori terminó por brindar detalles de lo que habría sucedido.

El móvil volvió a cruzarse con el grupo en una calle de tierra de la Escuela de Comercio 10 y ante la voz de alto Víctor quedó de rodillas o tirado en el piso. Entonces el oficial se bajó, caminó hasta él y lo remató a sangre fría. La investigación buscará reconstruir qué es lo que ocurrió en esos minutos y por qué el oficial cometió tan atroz crimen.  

La autopsia estableció bala ingresó por el ojo derecho de la víctima y salió por la región parietal izquierda del cráneo con la consecuente pérdida de masa encefálica y el adolescente no tenía marcas de arrastre ni otras lesiones. Solamente tenía las rodillas con tierra, lo que es coincidente con las palabras de la policía.  

El uniformado habría amenazado de muerte a sus colegas si contaban algo.
 

“Iremos hasta las últimas consecuencias”

En la jornada del martes se realizó la tercera marcha en Santa Ana, donde la comunidad salió a renovar el pedido de justicia después de conocerse la implicancia de los efectivos policiales. En este marco, el abogado Mauricio Hadad, que representa a la familia del adolescente asesinado, confirmó que se constituyeron como querellantes y que irán “hasta las últimas consecuencias”. “Vamos a pedir la máxima pena posible, que es la perpetua, en función que es un homicidio agravado por la función que tenía el policía. Consideramos que en parte se ha esclarecido este caso por un responsable directo, que es la movilización del pueblo”, enfatizó el letrado. “Todo el pueblo de Santa Ana -agregó Hadad- y la solidaridad que presentaron con la familia de Víctor garantizaron que hoy tengamos unos personajes homicidas presos y eso ha sido un avance muy grande de toda la comunidad”. En este sentido, solicitó que toda personas que tenga algo para aportar al caso, que lo denuncie.








COMENTARIOS

No hay comentarios para esta noticia.-


COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación