Joven acusada de intentar matar a su beba en Posadas finalmente declaró 

2020-10-13 - 05:08:05 |

IMAGEN

La situación conmocionó a todos. Una beba recién nacida fue hallada envuelta en una bolsa de residuos con heridas y un cuchillo incrustado en la piel. El hallazgo ocurrió el 7 de septiembre en la Costanera Oeste de Posadas, entre puentes de la avenida Chacabuco y Blas Parera, a orillas del arroyo Mártires.

La infante fue salvada por un profesor de deportes de combate y personal trainer que corría, como todos los días, por el lugar. Al día siguiente la madre de la pequeña fue detenida por la Policía de Misiones y desde entonces permanece en condición de detenida a disposición del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, aunque la mayor parte del tiempo estuvo internada por complicaciones médicas.

Sin embargo, ahora la causa judicial tuvo un avance clave y fue nada más y nada menos que la declaración en indagatoria de la joven madre, que ocurrió el último jueves, justo un mes después de su detención. En esa instancia la implicada fue notificada de los elementos de la causa e imputada formalmente por el delito tentativa de homicidio.

Según detallaron fuentes del caso, ante el juez subrogante Marcelo Cardozo, la madre aceptó declarar, pero señaló que no recuerda nada de lo ocurrido, por lo que tampoco buscó culpables en terceros. Incluso habría relatado cuestiones de su vida antes del episodio, pero que no tienen mayor valor para la investigación.

Ahora autoridades judiciales ordenaron una pericia psicológica para determinar si la mujer es consciente de su actos, algo que ya fue reclamado con anterioridad por su familia y su defensa. Ellos creen, según declaraciones de su abogado Manuel Rondón al medio Minuto Uno, que sufrió una “psicosis posparto”.

Además se va a tratar de reconstruir el recorrido que hizo después de salir del hospital con su beba, mediante el análisis de cámaras de seguridad y los registros de su tarjeta Sube. Por ahora, pese a los pedidos de excarcelación, seguirá detenida.
 

Pesquisa

 

Lo que establecieron los investigadores indica que la mujer, quien reside en la capital provincial junto a su concubino y otro hijo de corta de edad, se retiró el sábado 5 de septiembre de su casa ubicada en cercanías de Villa Cabello y manifestó que acudiría al hospital porque tenía turno para atenderse de una fibrosis.

Sin embargo, las horas pasaron y ese sábado la mujer nunca regresó a casa, por lo cual su concubino decidió acudir a la Policía para denunciar su desaparición.

Los pesquisas consultaron al hospital y allí no aparecieron ingresos ni registros recientes a nombre de la implicada, por lo que hasta ese momento todo era un misterio para sus familiares, quienes dijeron que en ningún momento advirtieron que la mujer cursaba un embarazo, ni siquiera su concubino.

En la continuidad de las labores investigativas se supo que ese sábado la mujer efectivamente acudió al Hospital Materno Neonatal de Posadas, pero se registró utilizando el DNI de una amiga, por lo cual no dejó asentada su verdadera identidad y eso impidió que se la encuentre cuando aún era buscada como desaparecida.

Se estima que ese día la mujer dio a luz y el lunes 7, a las 12.30,  fue dada de alta. Entre las 15.30 y las 16 se apareció en la casa de su madre, sobre avenida Tacuarí, donde todos la buscaban. Cuando llegó, tuvo una crisis nerviosa y a sus familiares les habría contado que sufrió un aborto espontáneo.

Casi en paralelo a eso, en la Costanera Oeste, entre los puentes de las avenidas Chacabuco y Blas Parera y a orillas del arroyo Mártires, un deportista que corría por la zona encontró a la beba herida, envuelta en sábanas y dentro de una bolsa de residuos.
 

Declaraciones

 

“Hay una negligencia por parte del hospital de no constatar que ella ingresa con un DNI que supuestamente no le pertenece pero firma con su nombre. Además, en la foto del DNI se ve otra persona”, expresó el abogado defensor Rondón en su momento. También criticó que le hayan dado el alta a la mujer y que la hayan dejado irse sola, sin compañía. 

Su hermana, en tanto, señaló en la misma nota que “nos tomó por sorpresa cuando vino la Policía y nos dijo que habían encontrado a la niña. Hasta ese momento no sabíamos que ella había dado a luz, se nos cayó el mundo encima”.

Tal como publicó El Territorio, tras su detención la mujer debió ser trasladada al hospital tras sufrir una hemorragia posparto. Allí permaneció varios días internada y ya fue dada de alta nuevamente. La familia dijo que se debió a agresiones de otras reclusas.

La familia criticó en su momento que no pudieron verla durante ese lapso de internación. “No le permitieron acceder a los familiares a verla bajo el pretexto que estaba incomunicada. La incomunicación la dispone un juez por resolución en casos extremos, pero en este no fue así.

Cuando ingresó estuvo en terapia intensiva tres días y luego la trasladaron a una sala, donde tampoco los dejaron verla”, añadió el letrado. Volvió a recibir el alta y trasladada nuevamente a una comisaría. Allí, justo ante indagatoria, se descompuso otra vez y fue llevada por segunda vez a un centro asistencial. Desde el 24 de septiembre está alojada en la Alcaldía de Mujeres de la Unidad Regional I. 








COMENTARIOS

No hay comentarios para esta noticia.-


COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación