"Nadie sabe con certeza cuándo se logrará la vacuna contra el Covid-19" 

2020-06-22 - 04:38:24 |

IMAGEN

Cuando la pandemia de coronavirus tocó las puertas de la Argentina, la comunidad científica local se puso a investigar diversos proyectos de diagnóstico y tratamiento que ayuden a salvar vidas y evitar contagios del virus que sigue causando estragos en casi todo el mundo. Algunos de esos proyectos, como los test de fabricación nacional, ya son una realidad y están disponibles en el país. Otros, como el suero terapéutico y las vacunas, aún siguen en etapa de desarrollo y queda bastante camino por recorrer.

Es así que para conocer los detalles de estos inventos argentinos que se gestaron en plena pandemia del Covid-19, El Territorio dialogó con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza. 

“Lo primero que hicimos fue crear la Unidad Coronavirus, desde la que se coordinan las capacidades del sistema científico y tecnológico que puedan ser requeridas para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre Covid-19 y está integrada por el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación, el Conicet y la Agencia Nacional de Promoción de Investigación”, sostuvo.

Desde esa Unidad Coronavirus se ayudó con financiamiento, tecnología y recursos humanos a trabajar en distintas líneas de investigación través de grupos en los que se asociaron universidades nacionales, laboratorios y científicos de todo el país. 

Como resultado de ese trabajo se logró la fabricación nacional de un test serológico que manifiesta los anticuerpos del virus Sars-Cov-2, tal es el nombre específico de la enfermedad. Asimismo, se elaboraron dos test rápidos que detectan el virus más famoso del momento. Mientras que se encuentran en etapa de desarrollo dos investigaciones para lograr la vacuna contra la enfermedad y un suero terapéutico que neutraliza el virus en el organismo.

 

¿Qué características tiene el test Covidar desarrollado por científicos del Conicet?

El test Covidar permite determinar rápidamente si una persona tiene anticuerpos contra el coronavirus a partir de una muestra de sangre. En este caso se trata de un test que busca los anticuerpos que son las defensas que el organismo libera cuando se ve amenazado por la presencia del virus. Su desarrollo fue liderado por la investigadora Andrea Gamarnik y ya se está usando en la provincia de Buenos Aires, pero hay disponibilidad de este test para todo el país y la fabricación nacional logró que sea diez veces más barata que si se lo compra en el extranjero; el costo es de menos de 1 dólar. 

Como es un test que busca anticuerpos, se usa con fines epidemiológicos para saber qué porcentaje de la población estuvo infectada. Es muy útil al momento, por ejemplo, de testear las comunidades que trabajan en ámbitos de salud o para identificar los asintomáticos. También es un test muy valioso para la donación de plasma porque permite detectar la cantidad de anticuerpos que desarrolló la persona que es una información fundamental al momento de direccionar esa donación.

¿Los test NeoKit y Ela Chemstrip ya están disponibles para todo el país?

En el caso del NeoKit, se están haciendo capacitaciones en el personal de salud del país para su uso correcto porque es un sistema de detección nuevo. En cuanto al test Ela Chemstrip, hay anuncios de 50.000 unidades disponibles para la semana próxima. Ambos test detectan el virus con la gran ventaja de que su resultado se conoce en menos de dos horas y que no necesitan los termocicladores, que son unos aparatos muy costosos cercanos a los 80.000 dólares, que están en los laboratorios de alta complejidad para procesar los test de PCR, que son los que se hacen para saber si una persona tiene el virus o no. 

Con estos dos test nacionales se suprime la necesidad del termociclador porque el resultado se logra en el caso del Neokit a través del cambio de color de un tubo que se pone a calentar con la muestra del hisopado nasofaríngeo en su interior. Si el color se pone azul es positivo y si sigue de color violeta es negativo. En cuanto al test Ela Chemstrip, el revelado del resultado se hace a través de una tira, similar al test de embarazo, en el que aparecen unas bandas de colores si el resultado es positivo.

¿Qué es el suero terapéutico para pacientes infectados de Covid-19?

Es el fruto de otra articulación público-privada que logró un suero anti Covid-19 para inmunización pasiva, que consiste en administrar anticuerpos contra el agente patógeno a los pacientes infectados, produciendo su bloqueo y evitando que se propague. Es un suero similar a los que se usan para tratar los envenenamientos por picaduras de serpientes o alacranes. 

Las vacunas ofrecen una inmunización activa que permiten que la persona genere preventivamente sus propios anticuerpos contra determinadas enfermedades. En cambio, el suero terapéutico introduce esos anticuerpos desde afuera para que puedan actuar en un paciente que ya está infectado. Se trata de una inmunoterapia pasiva fundamental en esta pandemia. 

Una de las principales ventajas del suero con plasma de equinos inmunizados es que da respuesta similar al plasma de pacientes convalecientes y permite ser producido a gran escala, es decir que se pueden elaborar muchas dosis en corto tiempo. Sin embargo, este suero aún está en etapa de ensayo clínico en pacientes.

¿Cuáles son las investigaciones nacionales en materia de vacuna contra el coronavirus?

En nuestro país se está trabajando en dos proyectos financiados por el gobierno nacional. Uno es coordinado por la doctora Juliana Cassataro, que integra un equipo de expertos de la Universidad de San Martín, que están trabajando con antígenos de las cepas y de linajes virales específicos del Sars-CoV-2 que circula en la Argentina. También hay otro proyecto de vacuna en la Universidad Nacional del Litoral, de Corrientes, basada en partículas de proteínas del virus logradas a partir de la ingeniería genética. 

Hacer una vacuna significa recorrer un camino protocolizado que hasta que no se llega al final no se sabe si efectivamente se logrará el resultado o no. 

Esto es importante de destacar porque hay mucha expectativa social con respecto a una posible vacuna, pero hoy nadie sabe con certeza cuándo se logrará. Y además de eso cuándo estará hecha a escala suficiente para todo el mundo. Hasta ahora los proyectos que están más avanzados son el del ejército de China, el de la Universidad inglesa de Oxford y el de la compañía Moderna de Seattle, en Estados Unidos.

Cuando se logre la vacuna, ¿cómo se hará para que llegue a todo el mundo y no solamente a los países ricos a quienes puedan pagarla?

Ese es un tema crucial. Nuestro país ya expresó su posición de que cuando se logre la vacuna, la patente debería abrirse a todo el mundo para que en cada país la industria farmacéutica con capacidad de hacerla la pueda lograr y de esa manera se garantice la cantidad de dosis necesarias para inmunizar a la mayor cantidad de personas posible. 

Creo que para cuando se tenga esa esperada vacuna vamos a necesitar de un gran acuerdo solidario que permita el acceso de las personas a este producto porque forma parte de un derecho humano del acceso a la salud. 








COMENTARIOS

No hay comentarios para esta noticia.-


COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación